Actualidad

PEF 2020 -Semana 22

Semana 22ª: 8-12 de junio de 2020

ESEF 2020
Semana 22ª: 8-12 de junio de 2020
Comencemos hermanos porque hasta hoy, poco o nada hemos hecho

Es la última semana del curso ESEF 2020. La hemos vivido con intensidad franciscana-clariana. Ésta peculiar aventura franciscana, vivida en medio de una pandemia, llegaba a su término.

Valiéndonos de las clases telemáticas completamos este modulo VIº, cuyo tema fue la formación franciscana hoy. Fuimos introduciéndonos instruidos por la sabiduría de los profesores Pedro Enrique Rivera y Julio Herranz. Con temas tan importantes como Pedagogía de la vocación franciscana y Discernimiento espiritual franciscano.

 

 

Siguiendo el horario establecido, por la mañana teníamos las clases y por la tarde los talleres. Algunos de nosotros decidimos reunirnos en el aula de la Escuela. Fue una experiencia interesante, porque así como veíamos al profesor por medio de la pantalla grande, podíamos interactuar y discutir las clases entre nosotros, formulando luego preguntas consensuadas en el grupo que hacíamos al maestro. 

Descubrimos la importancia del acompañamiento, los fundamentos psicológicos de la persona y las técnicas psicológicas de las que podemos valernos para el servicio del proceso de crecimiento de la persona como: la entrevista, el madejo de las emociones y sentimientos y el entrenamiento para la escucha activa.

Así mismo, reconocemos la necesidad de desarrollar una pedagogía vocacional general sin proselitismos, según la experiencia de Francisco y Clara, como modelos y maestros de formación. Nos iniciamos por medio de los talleres en la práctica de la formulación de un proyecto de formación.

 

Y nos adentramos en la vasta espiritualidad franciscana del discernimiento, sus exigencias y sus procesos, de donde se dinamiza nuestra experiencia espiritual vocacional. Encaminada a “tener el espíritu del Señor y su santa operación” y definir nuestra propia identidad.

Las horas pasaban y los días se acortaban, poniéndole “guindas al pavo” y como “sin nada, monada”, como nos diría Julio. Terminamos la que sería nuestra última semana franciscana.

¡Gracias!, a todos por haber hecho posible que llegáramos al final del curso. Los maestros, los hermanos de la comunidad de El Pardo, Margarita por su eficiente trabajo. Y a todos los compañeros que nos mantuvimos, los de lejos y los cercanos.

Y si algo quedó pendiente…, quiera Dios que algún día nos volvamos a encontrar. ¡En alabanza de Cristo, Francisco y Clara. Amén!

Hermana Mª Verónica Torres Amaro, Clarisa Capuchina
Monasterio de N.S. de Guadalupe, COCA (Ecuador)
12 de junio de 2020

Otros artículos


Página 1 de 16